Satsang de la semana

e2bf3b11df0b872112757f1c2fee6e32 L

SINTESIS SATSANG 15.02.2019
Enseñanzas de Amma, compartidas por Ânand

 Casarse o hacerse monje 2ª parte

*El comienzo de la vida espiritual es la compasión, y la Meta también es la compasión.

*Si podemos cultivar la idea de que el Atman es sólo Uno que está en todos, podremos cambiar la actitud actual y practicar la actitud correcta.

*Debemos vivir como el pájaro que está aposentado en una rama, listo para volar en cualquier momento, pues sabe que la rama no ofrece una seguridad permanente.

*Mientras vivamos en el mundo, debemos vivir con esta comprensión.

*Esta actitud nos llevará a la Realización del Ser.

*Recordar que podemos desarrollar buenas acciones, y que por la Gracia de Dios, recibiremos cosas de retorno.

*Sólo con la ayuda de Dios podremos realizar las acciones desinteresadamente.

*Por ejemplo el niño que le hace un regalo a su padre. ¿De dónde sale el dinero? Del monedero del padre.

*Todo lo que logramos en el mundo, incluso el ayudar a los demás, es gracias al poder divino.

*Esta es la actitud que nos ayuda a lograr la Realización.

*Historia: la de un sannyasi que iba de peregrinación y se acercó alguien a preguntarle:

-¿qué significa ser sannyasi?

-El sannyasi llevaba un bulto en la cabeza, lo dejó caer y continuó caminando.

-Pero este alguien continuó insistiendo, y le hizo de nuevo la misma pregunta:

-¿qué significa ser sannyasi?

-Entonces el sannyasi regresó, recogió el bulto que había tirado y se lo puso de nuevo en la cabeza.

*En el primer acto: Renunciar a todo.

*En el segundo acto: Tomar la responsabilidad del mundo.

*Esta es la real sannyasa.

*Si tenemos compasión hacia los demás, podremos sentir esta responsabilidad.

*Historia: Un monje hacía una jnaña (sacrificio), y al final de la ceremonia o ritual tenía que ofrecer cosas a los demás.

-El monje tenía un hijo que sentía mucha compasión por su padre, porque no hacía las cosas correctamente.

-Un día le preguntó a su padre, el monje: ¿y a mí a quien me vas a dar en caridad?

-El padre enojado le dijo: a Yama, el Dios de la muerte.

-El hijo fue en busca del Dios de la muerte

-Y el Dios de la muerte le entregó Conocimiento, que comienza en la compasión, y al verse reflejado en todos, alcanzó la Realización.

*Esto, la Realización, la puedes alcanzar en cualquier cosa que hagas en la vida.

-Lo importante es la actitud.

-Lo importante son las acciones correctas.

*Al realizar cada acción hacerla como ofrecimiento, y al terminar hacerla como prasad.

*Hacer la punya y la oración con humildad, y al final del ritual el prasad lo aceptamos con humildad.

*Sea el que sea el prasad que nos ofrezcan lo aceptamos sin ninguna queja.

*Así, al tomar la actitud de pureza de mente, recibimos el prasad con el corazón abierto, entregado.

*Esta es la actitud correcta.

*Esta actitud es como poseer una potente linterna que alumbra la oscuridad.

*La linterna simboliza nuestro discernimiento, que necesitamos para sobrepasar la ignorancia.

*La conciencia es muy necesaria.

*Si el cristal de la linterna está sucio, no podremos ver claramente. Debe limpiarse el cristal.

*Debemos tener conciencia, y todos la tenemos, pero necesitamos el discernimiento.

*Este cuerpo se nos entregó para cumplir con una misión elevada.

*Los gusanos comen, duermen y procrean.

*Si no usamos nuestra conciencia en este nacimiento humano, somos como los gusanos.

*Debemos esforzarnos para usar esta vida humana con la mayor conciencia posible.

RESUMEN

Parece que Amma en esta ocasión está más por transmitirnos unos principios de vida, que la importancia que pueda tener el casarse, o hacerse monja o monje.

Es evidente que en la vida de familia, hay que atender más cosas que estando solo, o en un convento.

Hace ya bastantes años, cuando estaba empezando el camino espiritual conocí a un chico que era soltero y recorría a su manera el camino hacia Dios, no quería casarse, pero tampoco le atraía la vida de monje.

Él decía que se había pasado temporadas largas en conventos, conventos de monjes tradicionales, y que allí se vivía con las mismas intolerancias, envidias, celos, rencores,... que se vive afuera, en el mundo.

Y para esto prefería quedarse afuera en el mundo, mejor estar solo haciendo su propia vida, que encerrado en un convento.

Lo que ocurre es que los monjes y las monjas de Amma, no viven encerrados en conventos, viven interactuando con el mundo.

Y a más responsabilidad que Amma te da, más tareas e interacción en el mundo.

Este es el tipo de monjes y monjas que Amma propone. Y Ella misma se pone delante, y en 1er. lugar.

Cuando el tsunami, cuyo epicentro estuvo en Sri Lanka, creo que fue en el 2003, y que también tocó muy fuerte al sur de India.

En India, Amma con el equipo de monjes, monjas y voluntarios que tiene ya prestó ayuda inmediata

Pero también fue a Sri Lanka, estuvimos allí un pequeño grupo con Amma, quien fue a prestar ayuda, ayuda directa.

En Sri Lanka la práctica dominante es la budista, hay muchos templos y conventos budistas, y Amma invitó a los monjes budistas a que salieran de los conventos y de los templos, para prestar ayuda directa a los que se habían quedado sin techo.

Esto es precisamente lo que Amma desea, este tipo de monjas y monjes, monjas y monjes que vivan con el objetivo de prestar ayuda humanitaria.

Por esto nos transmite estos mensajes que tienen el mismo valor para los que sirven a Amma y a Su Obra Humanitaria como monjes, como a los que la sirven de casados, como a los que la sirven de solteros.

Amma dice así:

“Recordar que podemos desarrollar buenas acciones, y que recibiremos por la Gracia de Dios, cosas de regreso”.

“Solamente con la ayuda de Dios podremos realizar las acciones desinteresadamente”.

“Por ejemplo, el niño que le hace un regalo a su padre, ¿de dónde saca el dinero”.

“Todo lo que logramos en el mundo, incluso la ayuda a los demás es gracias al poder divino”.

“Es la actitud lo que nos ayuda a lograr la Realización”.

“La Realización la puedes alcanzar en cualquier trabajo, en cualquier cosa que hagas en la vida, lo importante es la actitud, lo importante son las acciones correctas”.

Tanto si haces vida de monje, como si haces vida de casado, o de soltero, te sirve el saber que las buenas acciones retornan en buenos resultados para tu vida.

Te sirve el saber que en todo lo que haces está la Gracia de Dios presente.

Te sirve saber que de todo lo que entregamos a Dios, no hay nada nuestro, pues le entregas algo que Él te ha dado previamente. Como el niño que le hace regalos a su padre, pero con el dinero que su padre le da.

Estos son los mensajes que Amma nos hace llegar a personas casadas y a monjes y monjas.

De cuyos mensajes sobresale el del sannyasi, que nos muestra la esencia de como se ha de recorrer el camino hacia Dios.

El sannyasi iba de peregrinación cuando alguien se le acercó para preguntarle: que significaba ser sannyasi? Y el sannyasi soltó toda la carga que llevaba sobre su cabeza, pero como este alguien continuó insistiendo: ¿qué significa ser sannyasi? El sannyasi regresó adonde había tirado lo único que llevaba sobre su cabeza y lo volvió a cargar.

Primero se vacía de todo lo personal, se queda en estado de recepción.

Y luego asume la ayuda al mundo como principio de vida.

Este es el ejemplo que Amma nos pone de un sannyasi o monje.

Hasta allí donde sea capaz, le puede seguir una persona casada o no casada que desee implicarse en la espiritualidad verdadera.

El tema de casarse o hacerse monje, puede estar relacionado con nuestro karma, el karma personal de cada uno.

Si alguien viene a este mundo con un trabajo hecho de otras vidas, tendrá menos dificultades para seguir el camino de un monje, que si no viene tan preparado.

De todas maneras lo que importa es que si Dios te llama para un tipo de vida determinado lo sigas. Sigas las pautas que Dios te marca, tengas que hacer más esfuerzo o menos esfuerzo.

Y Dios te puede llamar a hacer una vida de servicio a los 20 años, o a los 70, pasando por todas las edades intermedias.

Si la interpretas, siga la llamada sin dudar.

Pues en esta llamada están todas las respuestas de tu vida. Todas, no falta ninguna.

Personalmente creí sentir esta llamada alrededor de los 50 años, y la intento seguir, y también me doy cuenta que lo que viví hasta los 50 años, era lo que me tocaba vivir. Dios me propuso vivir primero aquello, para luego llamarme a su servicio.

Pero cada cual tiene su karma, para cada uno es diferente.

Por ejemplo en AIMS, el hospital de Amma en Cochín hay muchas personas jubiladas, que al conseguir la jubilación dedican su vida al servicio de la Obra Humanitaria de Amma. Ahora es cuando han escuchado la llamada de Dios.

Si eres sincero contigo mismo, si eres sincero con Dios, te cueste más, o te cueste menos esfuerzo seguirás esta llamada, la de Dios. Y puede ser que te llame para casarte o para no casarte.

Tanto en uno como en otro caso, escuchemos la voz de Dios:

“Al realizar cada acción hacerla como ofrecimiento, y al terminar ofrecerla como prasad”.

“Hacer la punya humildemente, y al final del ritual aceptar el prasad con humildad”.

“Sea el que sea el prasad que nos ofrezcan lo aceptamos sin ninguna queja”.

“Así al tomar la actitud de pureza de mente, recibimos el prasad con el corazón abierto, entregado. Esta es la actitud correcta”.

“Esta actitud es como poseer una potente linterna, que alumbra la oscuridad”.

“La linterna simboliza nuestro discernimiento, el cual necesitamos para sobrepasar la ignorancia”

“La conciencia es muy necesaria”.

“Si el cristal de la linterna está sucio, no podremos ver claramente, debe limpiarse el cristal”.

“Debemos tener conciencia, y todos la tenemos, pero necesitamos el discernimiento”.

Escucharás la voz de Dios si tienes una actitud de aceptación a todo el prasad que Él manda a tu vida. En realidad todo lo que llega a tu vida te lo envía Dios.

Con esta verdad por delante tu mejor actitud ha de cer la de agradecimiento, y la de aceptación, y con el cristal de la linterna del discernimiento bien limpio, decidir lo más apropiado.

Puedes decidir a una propuesta de trabajo que si, o puedes decidir que no.

Puedes decidir a una propuesta de matrimonio que si, o puedes decidir que no.

Puedes decidir a una petición de ayuda que si, o puedes decidir que no.

Y tanto en el sí, como en el no, quemarás karma negativo, si tienes la linterna del discernimiento bien enfocada.

El tren de la vida tiene muchas estaciones, y diciendo no a una propuesta de matrimonio hoy, a lo mejor quemas más karma negativo que diciendo si.

Y el tren de la vida se puede parar más adelante en una estación que sea a la inversa.

En la medida que tu vida transcurre por estos cauces te es más fácil estar conectado con la Voluntad de Dios. Y estar conectado con la Voluntad de Dios, te lleva allí donde Amma dice:

“El comienzo del camino espiritual es la compasión, y la Meta también es la compasión”.

“Si podemos cultivar la idea que el Atma es sólo Uno que está en todos podremos cambiar la actitud actual, y practicar la actitud correcta”.

“Debemos vivir como el pájaro que está aposentado en una rama, listo para volar en cualquier momento, pues sabe que la rama no ofrece una seguridad permanente”.

“Mientras vivamos en el mundo debemos vivir con esta comprensión”.

“Esta actitud nos llevará a la Realización del Ser”.

“Si tenemos compasión hacia los demás, podremos sentir esta responsabilidad”.

“Debemos esforzarnos para usar esta vida humana con la mayor conciencia posible”.

“Este cuerpo se nos entregó para cumplir con una misión elevada”.

Tenemos el cuerpo para cumplir con una misión elevada, nos dice Amma, y para ello nos pide que vivamos con conciencia, que vivamos desde la conciencia.

Y esto es lo que Amma nos pide, pero la verdad es que no es fácil.

Hace unos años cierta persona empezó a insultarme, a enviarme emails atacándome, emails que Ânand no respondía. Sus ataques e insultos fueron aumentando de tono, y hasta llegó a presentar una denuncia a la policía, me envió una copia. Aunque la policía nunca me dijo nada, ni vino al ashram, se debieron dar cuenta que aquello no tenía sentido.

Hace unos meses esta persona volvió a aparecer por el ashram, y a saludar con nuestro mantra, el que nos sirve de saludo: Om Namah Shivaya, al que respondía: Om Namah Shivaya.

Pero esta semana vino al ashram y me encontró en un lugar donde estaba solo, y me preguntó:

-¿Me podrías atender?

-Aparecieron muchas emociones en mi interior hacia esta persona, y ninguna de positiva. La sensación de rechazo era muy fuerte.

-Nos respondí, y cerré los ojos.

-Al abrir los ojos y mirar los suyos, percibí una súplica de ayuda, y justo en este momento desaparecieron los sentimientos negativos y apareció la compasión. No hice nada, simplemente ocurrió.

-Entonces dejé el seva que estaba haciendo, le pregunté que deseaba, y me dijo: necesito tu ayuda.

-Nos sentamos la escuché profundamente, hablé muy poco de acuerdo con lo que salía de mi corazón, y estuvimos todo el tiempo que esta persona creyó necesitar.

-Gracias por tu ayuda, me sirve de mucho Ânand, así terminó el encuentro.

Está claro que Dios me permitió actuar con conciencia. Más que permitirme lo que hizo Dios fue meterse por en medio, pues no creo que por mi mismo hubiera podido ocurrir.

El poder actuar con conciencia despierta la compasión en nosotros, la compasión hacia otros seres humanos. Y este nos dice Amma que es el principio y el fin del camino espiritual, la compasión.

La elección es nuestra, si tú eliges vivir de acuerdo a los principios mundanos tu vida será similar a la de un animalito, por eso Amma menciona a los gusanos.

Si tú eliges hacer el esfuerzo para vivir con conciencia. Si esta es tu elección, no es necesario que te preocupes, siempre sabrás si Dios te pide que te cases o que no te cases, o que seas monje o monja, o que le sirvas de otra manera, sea cual sea tu situación.

OM NAMAH SHIVAYA

 

Casarse o hacerse monje 1ª parte

Protegerse de la magia negra

Tienes que aceptar nuestras cookies para poder disfrutar de la mejor experiencia posible en este sitio Web. We use cookies to improve our website and your experience when using it. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information