Lunes, 23 Marzo 2020 10:25

Reza sinceramente y practica la diligencia y cautela debidas contra el Coronavirus

Mensaje de Amma por el Coronavirus

23 marzo 2020

Amma sabe que todos sus hijos están viviendo con temor al cronavirus. Amma está pensando en todos vosotros y está rezando por vosotros. Este es un momento en el que tenéis que actuar con extrema cautela y alerta. Es el momento de responder con valor, autocontrol y unidad.   Amma sabe que todos sus hijos tienen miedo, pero ahora el temor no ayuda. Lo que se necesita es precaución y alerta. El valor es lo primero. Con valentía podéis superar cualquier cosa. Así que abandonad el temor  y reunid valor. El antivirus que puede matar a este virus es la valentía. El valor es el antivirus de nuestra mente.  Si sois amigos de Dhairya Lakshmi, la diosa del valor, reuniréis la fuerza necesaria para afrontar y superar cualquier dificultad..

Mis hijos deben seguir estrictamente todas las instrucciones y directrices  dadas por su gobierno y funcionarios responsables de la implementación de la ley. Al mismo tiempo, rezad intensamente, de todo corazón, por la gracia de Dios. Nuestras abuelas solían decir  “toma la medicina y recita el mantra al mismo tiempo.” Asímismo, en esta circunstancia, tanto nuestro esfuerzo diligente como la gracia de Dios son igualmente necesarios.  Cada ciudadano debe ejercitar la misma cantidad de sraddha (atención y alerta)  que un soldado en primera línea de fuego. Hijos míos, rezad por las almas de los fallecidos y por la paz mental de sus familias. 

Hace tres años, Amma sintió que un desastre inminente acechaba para 2020. Hace dos años, Amma creó la “meditación de las flores blancas por la paz mundial y la gracia divina” para aliviarlo. En ella se dice que lo que se avecina no puede evitarse por completo  y que tendremos que sobrellevar algunos de sus efectos. Amma ha explicado la técnica de esta meditación que hemos estado practicando durante los dos últimos años, beneficiando al mundo. Hijos, Amma os pide a todos  que practiquéis esta meditación regularmente, una o dos veces al día, en beneficio del mundo entero.

Todo existe en forma de ondas y vibraciones. En el siglo pasado los franceses diseñaron el Concorde, un avión que navegaba a velocidad supersónica. Su estruendo sónico era tan poderoso  que su onda expansiva dañaba edificios. Así mismo, el sonido de una canción se transmite en ondas o vibraciones. El tipo de vibración generado por la ira es distinto al generado por una madre mostrando su amor a su hijo, que es también distinto que el que genera el amor y distinto de nuevo al generado por el deseo. Con la vibración de nuestra oración junto a nuestro esfuerzo diligente, puede ser posible resistir al virus. La oración con sankalpa (intención profunda) tiene un efecto.

Hay un ritmo en todo lo creado, una relación innegable entre todo el universo y toda criatura viviente en él. El universo es como una vasta cadena de redes interconectadas. Imaginad cuatro personas sosteniendo las cuatro esquinas de una red. Si la sacuden en un lugar, la vibración se extiende de punta a cabo. Del mismo modo, estemos conscientes de ello o no, todas nuestras acciones reverberan a través de la creación, ya estén realizadas por un individuo o por un grupo.  Por eso Amma dice repetidamente que no somos islas individuales sino eslabones de una cadena común. Por tanto, no esperéis que otros cambien antes de hacerlo vosotros. Podéis crear el cambio exterior cambiando vuestro interior, incluso si otros no lo hacen.

Suponed que una persona que vive en el décimo piso de un edificio ve que hay fuego en el bajo y oye que una persona le pide ayuda desde allí. Si dice “El fuego está en el bajo, es su problema. ¿Porqué voy a preocuparme?” Sería estúpido, porque el fuego del piso bajo no tardará en subir. Así, el problema ajeno de hoy será el nuestro mañana.

De modo similar, cuando el virus surgió en China, todos pensamos que era el problema de China, no el nuestro. Finalmente, ¿no se ha convertido en nuestro problema? La cuestión no reside en si ellos han controlado o no la enfermedad,  sino en cómo la abordamos nosotros.  Si estamos alerta, si actuamos con precaución y diligencia, podremos protegernos y prevenir la difusión de la enfermedad. 

¿Qué deben hacer mis hijos? Imaginad que nos rompemos una pierna. Tendremos que estar en nuestro cuarto entre dos y seis meses. No pensaremos en esto como en una carga porque sabemos que es necesario para que nuestra pierna se cure. Igualmente el aislamiento, saneamiento y precauciones extremas que tenemos que tomar ahora,  nos ayudarán a reunir la fuerza para luchar contra el virus. Aquellos que habéis contraído el virus no tengáis miedo. Haced la cuarentena y aseguraos de no difundirlo a otros. Quedaos en casa. E igualmente, si percibís síntomas, informad a la autoridad competente para buscar ayuda.

Hay unas tres mil personas viviendo en el ashram de Amritapuri. Gente de muchas naciones e indios viviendo aquí. En el ashram cumplimos estrictamente las normas del gobierno y no permitimos que nadie entre.Y si alguien que vive aquí sale  no puede volver en muchos días. Estas reglas las estableció el gobierno y nosotros las cumplimos. Aquí, estas tres mil personas tienen que estar protegidas. Por eso establecimos la regla.

Durante este tiempo, Amma recibe a sus hijos que no han dejado el ashram. Esta es la oportunidad en un año para que los residentes del ashram puedan compartir  sus problemas con Amma. Amma llama a cada persona y escucha sus problemas del año. Normalmente, Amma cada año destina 25 días  para esto. Siguiendo las directrices del gobierno, Amma sale diariamente para hacer meditación y oración. El resto del tiempo es para escuchar los problemas de los residentes.  

El gobierno de India ha estado muy alerta y proactivo en el abordaje de la pandemia. Por eso hemos podido resistirla al menos hasta ahora. Recemos sinceramente y practiquemos la debida diligencia y cautela para contenerla y no difundirla. Debemos protegernos y salvarnos a nosotros mismos. Nosoros mismos somos la luz o la oscuridad en nuestra propia senda. Nosotros mismos somos las espinas o las flores en nuestra senda. 

Siempre hay un límite al esfuerzo humano. Por muy cuidadosos que seamos conduciendo, puede haber un conductor insensato que choque contra nosotros. Porque para que se materialice cualquier resultado apetecido, el factor de la gracia es necesario. Lo prioritario es el esfuerzo apropiado.  Pero para su logro necesitamos la gracia. La oración es esencial para recibir esta gracia.

Ahora mis hijos han comprendido que nuestra vida es solo el momento presente. Incluso nuestro siguiente suspiro no está en nuestras manos. Nuestra esperanza de vida real, está determinada por cuán bien utilicemos el momento presente. Porque a eso es a lo que se atiene nuestra vida. Amma dice siempre, mis hijos tienen que conocerse a sí mismos. Conócete a ti mismo y reza  por el mundo bien despierto, con entusiasmo y paz.

Siéntate cada día un rato en tu cuarto y recita el mantra  Om lokah samastah sukhino bhavantu. Es una buena práctica durante este tiempo.

Om lokah samastah sukhino bhavantu |
Om shanti shanti shantih

Finalmente Amma dijo no tener palabras para expresar su profundo aprecio y gratitud por la dedicación de los trabajadores de la salud de todo el mundo que están cuidando a los afectados por este virus. Ella simplemente se inclina ante su generosidad y actitud de servicio.

Que la gracia bendiga a todos mis hijos.

23 de marzo. Amritapuri ashram.

Tienes que aceptar nuestras cookies para poder disfrutar de la mejor experiencia posible en este sitio Web. We use cookies to improve our website and your experience when using it. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information