Lo que nos lleva mala suerte Destacado

¿Qué es satsang?

 

Satsang: Sat: Verdad, Ser. Sanga: unirse a.

Satsang: unirse a la Verdad, al Ser. Estar en compañía de un Mahatma (Maestro Realizado). También escuchar un debate o charla espiritual. Encuentros para hablar de la Verdad Suprema. 

En el centro Amma de Piera el satsang consiste en una breve meditación, en la recitación de los 108 nombres de Amma, lectura y reflexiones por parte de Ânand de las enseñanzas de Amma, bhajans (cantos devocionales), meditación MA-OM, meditación de las flores con la voz de Amma y Arati.

Iniciamos con una breve meditación que nos sirve para interiorizarnos y estar más presentes en el ahora.


SINTESIS SATSANG 07.08.2022
Enseñanzas de Amma, compartidas por Ânand


Lo que nos lleva mala suerte



*Pregunta: Es una pregunta referente al mal agüero. Ha ocurrido que hoy por ser el día que es no tendría que haber mirado a la luna, y ahora que lo he hecho me dará mala suerte.

*En todo caso el satrai o satuski, es oficioso. Debemos de tener cuidado de no convertirnos en satuski para los demás, donde se practica el odio, los celos, la rabia, etc.

*Escrituras: Una vez el Señor Ghanesa estaba viajando por el Universo  con su vehículo la rata, y en un momento dado se cayó y la luna se rió de Él. Entonces Ghanesa la maldijo.

*Hay un significado más profundo que nos muestran las grandes almas que han venido a este mundo. Estas grandes almas han ido más allá de la mente y la rata significa los deseos pero Ghanesa tiene un control sobre sus deseos, Ghanesa tiene un control sobre su mente.

*La rata se mueve constantemente y esto representa a la mente. La rata se mueve como la mente. La boca de la rata siempre se está moviendo como la mente que siempre se está moviendo de un lado para otro.

*Ghanesa, Maestría sobre la mente. Control.

*Nosotros no comprendemos el comportamiento de las grandes almas.

*El buscador espiritual ha de ir más allá de la mente. No deberíamos darle mucha importancia a estas cosas, ni deberíamos pensar: depende de cuando y como mire a la luna me pasará algo.

*Preocuparnos de hacer buenas acciones.

*Cuando tenemos rabia hacia alguien, o celos, u odio,... es cuando nos enfrentamos cara a cara con la situación.

*Igual si sonreímos que si lloramos el día va a pasar. Entonces porqué no sonreír?

*Algún bramachari dice que no quiere casarse, ni tener hijos, ni hacer vida familiar. No quiere tener ninguna de estas preocupaciones, ni ninguna de las familiares.

*Así pues, nuestra preocupación ha de estar en Dios.

*Dos cosas prioritarias que podemos hacer:

-Tratar de ir más allá de la felicidad y el dolor. Este cuerpo es una casa alquilada, y llegará el día que se nos pedirá que la abandonemos, y no se nos dará prórroga. Nadie nos escuchará. Si se nos pide que debemos entregar el cuerpo, la casa donde habitamos debemos entregarlo en el mismo momento, debemos vaciar la casa y hacerlo felizmente, con una sonrisa en los labios, con gozo. Esta debería ser nuestra meta. Esto es lo que deberíamos lograr.

*Nuestra actitud sobre la muerte debería ser la del amante cuando se le acerca su amada.

*Estar abiertos y entregados con actitud de bienvenida, como alguien que espera a su mejor amigo después de 25 años sin verle. Seguro que le preparará una gran bienvenida.

*Había un muchacho que siempre se levantaba temprano para estudiar y un día vio a su abuelo que también lo hacía y le preguntó: qué haces levantado tan temprano abuelo? A lo que su abuelo le preguntó: qué haces tú? Estudio para los exámenes para pasarlos con éxito. Yo también estudio para pasar el exámen final con éxito haciendo mis prácticas espirituales.

*La muerte es como un exámen, es como un acto que no se notifica previamente.

*Amma nos cuenta otra cosa:

-El programa del Amritavarshan se transmitió en Amrita T.V, dos veces y Amma estaba preocupada porque el equipo que lo filmó no son profesionales y no saben cómo trabajar ni preparar. Amma tiene que pasar mucho tiempo con ellos.

-Hay millones de personas que ven Amrita T.V. Y los chicos de aquí hacen un esfuerzo, pero aún tendrían que esmerarse más pues ellos no han estudiado este tema de la filmación.

*Amma dice que siempre deberíamos estar preparados para vivir todo tipo de experiencias en la vida.

*Historia: la del pueblo en el que cualquiera podía ser rey, pero sólo cinco años, y luego se les mandaba a la otra parte del río donde había una inmensa selva con animales salvajes por lo que desde el primer día que reinaban se les veía muy tristes porque sabían que les pasaría a los 5 años de su reinado.

-Pero un día hubo un rey al que se le vio feliz y contento desde el primer día, la gente estaba sorprendida con este rey, y en el momento de su partida le consultaron a que se debía su contentamiento si sabía que iba a una muerte segura.

No, contestó el rey, desde el primer día que reiné mandé al ejército a que mataran todos los animales salvajes y que allanaran la selva, y que en su lugar construyeran un gran palacio con todo lo necesario. A partir de ahora tendré mi propio reino y total control.

*De la misma manera debemos librarnos de esta prisión que es la mente, liberarnos de la encarcelación. Pero nos preocupamos por el futuro, nos preocupamos por el dolor, y con tantas preocupaciones no podemos experimentar la vida, no podemos experimentar la felicidad que la vida nos ofrece.

*El placer y el dolor son experiencias que vienen y se van. A veces somos felices y la felicidad se va, otras veces tenemos dolor y el dolor se va porque son impermanentes, no son permanentes.

*Cuando Amma ve tristeza en sus devotos Ella se pone triste.

*Un buscador espiritual debería ir más allá de estos estados.

*Amma pregunta a los que estamos sentados para que se levanten los que había ido a meditar por la mañana, aquel era un día de meditación, pero se levantan muy pocos.

*Amma pide una vida disciplinada.

*Hoy en día la gente estudia las escrituras para poder argumentar con los demás.

*Cuando estamos delante de algún obstáculo recordar algún pasaje de las escrituras, recordar alguno de los mensajes de Amma e ir más allá del obstáculo.

*Amma se siente defraudada cuando no se acude a las meditaciones programadas, pues nadie de los que está aquí está trabajando 24 horas.

*Ejemplo: el que siempre se levanta a las 8:00 de la mañana pero un día tiene una entrevista muy importante lejos de casa y se pone el despertador a las 4:00 de la mañana y se levanta a la primera.

*La rutina regular nos da disciplina ya sea shadana u otra práctica espiritual y nos ayuda a mantenernos en estado de alerta.

*Incluso a los que viven en familia no les culpa de nada porque a lo mejor están enfermos, pero aún y así deben hacer algún tipo de trabajo, o el archana.

*Debemos utilizar el talento que Dios nos ha dado de forma adecuada, pues sólo así nos transformaremos en verdaderos humanos.

*Tenemos que ser capaces de entregar los talentos que el Creador nos ha dado para beneficio de la sociedad. Si actuamos en armonía con este principio todo tomará su lugar perfecto y la compasión nos llegará.

-La semilla del éxito sólo germinará con el agua de la compasión.

*El amor y la compasión están en nuestro interior.

*Solamente a través de la meditación, el mantra y el servicio se purificará nuestro instrumento interno.

*En cualquier acción que realicemos debemos hacerlo teniendo presente que sólo la podemos realizar por el poder y la energía de Dios. Sin este poder no la podemos realizar.

*Si abrimos la boca para hablar o bostezar para cerrarla necesitamos la energía de Dios. Sin ella no la podríamos cerrar. Si levantamos el brazo igual. Es la energía de Dios la que está detrás del brazo.

*Esta energía debe de trabajar de forma correcta y para esto necesitamos la ayuda de Dios.

*Un shadak debe tratar de lograr el asumir esta Verdad y lograr una mente ecuánime.

*Mucha gente incluso después de estudiar las escrituras dan la culpa a los demás de las cosas que les pasan.

*Historia: en un reino se organizó un concurso de pinturas entre dos pintores.

-Un pintor pintó 30 crores de Dioses y Diosas, lo pintó muy bonito, precioso y real, a la gente le gustó muchísimo, y pensaban que debían darle el primer premio, pero quisieron ver la del otro pintor, fueron a verla y era la misma pintura pero más brillante, más clara.

-Este pintor estaba situado justo enfrente de su opositor y se dedicó a frotar y a frotar su lugar de pintura, la pared donde tenía que pintar y la pulió tanto que se convirtió en el mejor espejo donde se reflejó la pintura de su oponente.

*La pureza del instrumento externo es lo más importante por esto deberíamos sentir el dolor de los demás como propio y entonces todo toma la forma adecuada, e incluso lograremos la Realización.

RESUMEN

¡Qué mala suerte he tenido! Refiriéndonos a algo que no ha ocurrido de acuerdo a nuestros deseos.

¡Qué racha de mala suerte está pasando esta persona!. Haciendo referencia a cosas desafortunadas que le pasan durante un período prolongado de tiempo a alguien en particular.

Así nos referimos a la mala suerte tanto a nivel personal como en el caso de otras personas.

Pero en realidad no sería mejor preguntarnos:

¿Existe la mala suerte?

O todo ocurre por alguna causa en concreto?

Si creemos en la mala suerte, nos situamos en un punto en el que tenemos asumido que no podemos hacer nada al respecto, excepto el lamentarnos y quedarnos más o menos resignados y quietos.

Aunque también podríamos pensar que detrás de algo que nos está ocurriendo pueda haber alguna razón kármica y por lo tanto es algo que nos toca vivir.

Sea como sea lo que no es conveniente es instalarse en el lamento y quedarnos ahí.

Mejor será que comprendamos que aquello que nos está pasando obedece a alguna razón en concreto, y reflexionar en que podemos hacer, reflexionar en que es lo que nos está pidiendo la vida con aquella situación en concreto.

Mucho mejor vivir lo que consideramos malas rachas como las mejores oportunidades de aprendizaje.

¿Cuántas veces nos ha ocurrido que gracias a una vivencia que consideramos de mala suerte, hemos aprendido algo que nos ha supuesto el poder hacer cambios muy positivos en nuestra vida?

Todos recordamos historias de personas más o menos próximas que nos cuentan de que manera tan diferente leen la vida después de sufrir una grave enfermedad y superarla.

Nos comentan como se colocan de una manera natural las cosas en el lugar que les corresponden, o por lo menos la persona lo interpreta así.

Entonces estamos hablando de mala suerte, o la situación que considerábamos de mala suerte en realidad se convirtió en un salvavidas por lo que el resultado lo podríamos calificar de muy buena suerte?.

La misma situación vivida por dos personas que ni siquiera se conocen puede ser interpretada de manera contraria por cada una de ellas.

Recuerdo haberme encontrado con dos amigos diferentes en dos etapas de mi vida que tuvieron que soportar el mismo tipo de accidente de tráfico. Yendo por la autopista a 120 km., por hora en el momento de accionar los frenos no responden, con lo que quitas el pie del gas, reduces marchas hasta donde te llega el tiempo del que dispones pero el coche no se para así como así, por lo que no puedes evitar el impacto.

Uno de ellos iba por la autopista y el motivo de pisar el freno era porque una rulotte estaba atravesada ocupando los dos carriles de la autopista por lo que no pudo evitar el choque. Este hombre comentaba que había tenido mucha suerte porque tuvo la serenidad de pensar por donde era menos peligroso impactar, y enfocó el coche en la parte del medio de la rulotte. Su coche quedó destrozado y la rulotte también, pero no hubo desgracias personales ni por parte de él que conducía el coche, ni de su acompañante, ni de las personas que conducían la rulotte, pues, aunque no las había visto ocupaban el coche y no la rulotte.

No se quejó ni del coche, ni de la marca del coche, ni del taller que le había atendido la última vez, ni de las personas que habían cruzado la rulotte en la autopista buscando culpabilizarles por algún error en el que hubieran podido incurrir, no se quejaba de nada en absoluto, al contrario, decía que gracias a este incidente en su vida había visto la muerte muy de cerca, y aparte tuvo la suficiente serenidad para impactar a la rulotte por el sitio más débil y sin peligro para nadie

Por su mente en cuestión de segundos pasó la película de toda su vida y se dijo: aquí se acabó.

No fue así por la Gracia de Dios, era un empresario que a partir de aquel momento interpretó que la vida le pedía cambios, que se le pedía que cambiara cosas en su vida pues no iba por el camino correcto, y a ello se aplicó.

Convirtió lo que solemos llamar mala suerte como algo tan positivo que le permitió cambiar la calidad de la vida que había estado viviendo hasta aquel momento.

Al otro conductor le ocurrió lo mismo, le fallaron los frenos, y sin ni tiempo que pensar impactó de refilón contra una pared. Tampoco se hizo ni un rasguño, pero su versión era diferente. Empezó a buscar culpables, de la última revisión que le habían hecho en el taller, de los motivos por lo que estaba aquella pared allí con lo peligroso que era, etc., etc., ni siquiera se le ocurrió mirarse a sí mismo para darse cuenta de que él también circulaba a una velocidad por encima de la indicada en las señales de tráfico.

Enfadado con todos los que pudieran estar implicados, con todo el dinero que le costaría arreglar el coche, etc.

Esto es verdadera mala suerte decía, y... porqué me ha de pasar a mí? Exclamaba.

La culpa es de los demás, yo ya voy bien, yo lo hago todo bien. Esta era la esencia de lo que transmitía.

Esta es la actitud que nos impide no sacar partido de las circunstancias a las que llamamos de mala suerte , son las que la vida nos propone vivir, y que nos las propone vivir para nuestro propia bien, para que nos demos cuenta de cosas que tenemos que cambiar en cuanto a la forma que las estamos viviendo.

Y es al darnos cuenta de los cambios que tenemos que aplicar y ponernos manos a la obra en donde encontramos el porqué de que la mala suerte probablemente no exista.

Amma nos dice en este satsang: “Igual si sonreímos que si lloramos el día va a pasar. Entonces por qué no sonreír?

Ante una situación igual o parecida un conductor eligió sonreír y el otro llorar.

Con las enfermedades ocurre lo mismo.

Uno de mis dos yernos es médico homeópata y dice que uno de los principios en los que la homeopatía te puede ayudar es a que conectes con la causa de la enfermedad, pues conectar con la causa que origina la enfermedad te proporciona la sanación. Ya sabes el motivo o motivos porqué la estás sufriendo y desaparece.

Entonces de acuerdo a este principio la enfermedad aparece en nuestro cuerpo o en nuestra mente por una causa.

Es pues mala suerte que aparezca una enfermedad en mi vida, o verdaderamente me viene a ayudar si hago el trabajo y me esmero en descubrir la causa donde nace la misma?

Existe la mala suerte o todo está en armonía en el Universo, con lo que nuestro trabajo, el trabajo de una vida es intentar armonizarnos con la Voluntad Cósmica?

El mejor trabajo que podemos hacer es dejar de buscar culpables afuera, dejar de buscar culpables a nuestro alrededor de lo que nos pasa o nos pueda pasar, y seguir preguntándonos:

Lo que llega a mí, para qué me llega?

Algún motivo habrá. Si esta es tu respuesta. Con esta actitud encuentras la paz.

Es esta actitud la que nos prepara para vivir tranquilamente todo tipo de experiencias en la vida, como nos dice Amma.

No hay que seguir a los miles de propuestas que la mente nos hace, hay que dejar que pasen como si fuera una película, para instalarnos en una actitud de comprensión. Comprender que en la vida hay momentos de dolor, y hay momentos de felicidad, y que lo mejor es vivirlos con una actitud de agradecimiento, de agradecimiento a Dios, porque todas las situaciones tanto las que me gustan, como las que no me gustan, sé que aparecen por mi bien, por lo que voy a intentar vivir tanto el dolor como la felicidad, como que forman parte misma de la vida, y todas, todas llevan alguna enseñanza. No son ni por casualidad, ni por mala suerte.

A las miles de propuestas que nos hace la mente responder con buenas acciones, es otra de las maneras de que la mente se vaya apaciguando. Las buenas acciones están en armonía con la Voluntad de Dios, por lo que calman a la mente. Las buenas acciones nos liberan de los grilletes de la prisión a que nos tiene sometidos la mente.

“Debemos utilizar el talento que Dios nos ha dado de forma adecuada” Palabras de Amma en este satsang.

Y utilizamos el talento de forma adecuada cuando practicamos la disciplina para llevar una regularidad en nuestras prácticas de meditación, de seva o voluntariado, de recitación del mantra.

Esta es otra de las maneras de que la mente pierda poder y sea nuestra propia voluntad la que dirija la vida que deseamos vivir y las gafas que queremos usar para leerla.

Hace unos años me puse enfermo, estaba viviendo aquí en este ashram, estuve bastante tiempo enfermo, algunos meses sin poder salir del cuarto y moviéndome a duras penas, los dolores no me dejaban.

Una de las primeras cosas que descubrí es que puede haber dolor, pero que el dolor no va unido al sufrimiento.

El sufrimiento va generalmente unido a la no Aceptación de lo que la vida te propone vivir, que es cuando lo calificas de mala suerte. O sea que la no Aceptación une al sentimiento de mala suerte con el sentimiento de sufrimiento.

Qué mala suerte he tenido de caer enfermo, qué he hecho yo para tener estos dolores? Y más sirviendo como estoy sirviendo a Amma? Algo así me podía proponer mi mente.

Y lo primero que hice fue aceptar la situación que se me proponía vivir, luego intenté hacerme amigo de la enfermedad y agradecía a la enfermedad que estuviera presente en mi vida al tiempo que le pedía que por favor me transmitiera el motivo por el que estaba en mi cuerpo.

Me tomé los medicamentos que me recetaban, pero ni cesaban los dolores ni descubría la causa que los producían.

Hasta que un día cesaron los dolores sin más y no han vuelto a aparecer.

En el transcurso del tiempo ha ido apareciendo el conocimiento del porqué de estos dolores, o sea la causa que los produjo y en el transcurso de los años por la Gracia de Amma esta causa ha ido perdiendo toda la fuerza y su razón de ser. O sea que en este caso no ha sido conectar con la causa y desaparecer el dolor, probablemente desapareció el dolor por mi actitud amigable con la enfermedad, y luego era una causa que necesitaba su tiempo para desaparecer, un tiempo que se ha convertido en años.

Nunca deberíamos instalarnos en el sentimiento de la mala suerte, sino en el del agradecimiento pase lo que pase en nuestra vida.

Recuerdo hace unos años que viniendo de Cochín a Amritapuri el coche en el que viajaba el swami Shubamritananda Puri tuvo un grave accidente, con bramacharis muy malheridos y el swami mismo con la clavícula rota y otras magulladuras que le mantuvieron unas semanas en el hospital.

Y nunca oí al swami que el accidente fuera a causa de una mala suerte.

Cuando estamos con Amma, y nos pasan cosas deberíamos pensar siempre que podrían ser mucho peores si no estuviéramos con Ella. Pues son temas kármicos que tenemos que sanar, pero Amma se lleva una parte importante de lo que nos tocaría vivir a nosotros si no la tuviéramos como Maestra. Ella mitiga nuestro karma.

No es que ocurra mucho pero a veces uno resbala o tropieza y cae. Lo primero que se me ocurre cuando resbalo y caigo, la primera palabra que me viene a la mente es GRACIAS, pues me haya hecho lo que me haya hecho, y la mayoría de las veces nada o casi nada, aunque una de las veces que me caí me lastimé brazos y rodillas notoriamente, y en este momento la aparición de las GRACIAS fue más intensa que nunca, pues si me había hecho aquello quiere decir que me tocaba a lo mejor la rotura de un brazo, de una pierna o algo peor, y  ahora sólo con estos profundos rasguños quemé el karma que me correspondía y que debía ser mucho más grave., la parte más grande del karma se lo llevó Amma. Y GRACIAS por poder darme cuenta de esta realidad y vivirla de esta manera.

Ante los accidentes del tipo que sean, ante las enfermedades del tipo y gravedad que tengan, ante los obstáculos de cualquier tipo que se nos presenten, nunca deberíamos  exclamar ni instalarnos en el sentimiento de la mala suerte, sino en el sentimiento del Agradecimiento, pidiendo que nos muestren el motivo o los motivos por los que aparecen en nuestra vida.

Terminaremos pues con un GRACIAS tan grande como el cielo infinito, a todo lo que Dios envíe a nuestra vida, la vida de cada uno de nosotros.

Muchas gracias.

OM  NAMAH  SHIVAYA

Tienes que aceptar nuestras cookies para poder disfrutar de la mejor experiencia posible en este sitio Web. We use cookies to improve our website and your experience when using it. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information